Manierismo Arquitectura

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Origen del Manierismo Arquitectura
  3. Características del Manierismo en la Arquitectura
  4. Ejemplos de Manierismo Arquitectura
  5. Influencia del Manierismo en la historia de la arquitectura
  6. Conclusión

Introducción

El Manierismo fue un movimiento artístico que surgió en Italia durante el siglo XVI, el cual se extendió por Europa influenciando tanto la pintura y escultura como la arquitectura. El Manierismo surge como una reacción al clasicismo renacentista y tiene por características la exageración de los rasgos y el dinamismo en las obras. En el siguiente artículo hablaremos específicamente del Manierismo Arquitectura y su impacto en la historia.

Origen del Manierismo Arquitectura

El Manierismo Arquitectura se originó en Italia en el siglo XVI, período caracterizado por el reinado de los Papas de la familia Médici. En esta época, el estilo renacentista clásico fue modificado por los arquitectos para agregar elementos que reflejen la interpretación personal de estos artistas sobre el renacimiento, como la experimentación en la forma, el uso de materiales más exuberantes, la perspectiva desordenada y relaciones espaciales complejas. El cambio del Renacimiento al Manierismo se reflejó en la arquitectura en nuevas formas de expresión, como la preferencia por los giros y las curvas, las columnas torcidas, el corte de ciertos detalles en la decoración y la recuperación de los arcos clásicos.

Características del Manierismo en la Arquitectura

El Manierismo Arquitectura se caracteriza por ser un estilo un tanto excesivo y extravagante, que muestra un gran despliegue de diseño mediante elementos ornamentales detallados y formas sinuosas. Las características de la arquitectura manierista incluyen:

1. La complejidad en el uso de columnas torcidas, no siempre ordenadas y decoradas con esculturas.
2. El uso de los motivos decorativos en las fachadas.
3. La adición de varias superposiciones en los diseños para crear la ilusión de profundidad.
4. El uso de formas elípticas y ovales en arcos y otros elementos de construcción.
5. El uso de la perspectiva como elemento primordial, es decir, la creación de ilusiones ópticas que serían elogiadas por el espectador.

Leer también:  Zonificacion Arquitectura

Ejemplos de Manierismo Arquitectura

Uno de los ejemplos más destacados del Manierismo es la Basílica de San Pedro, construida en la Ciudad del Vaticano por Miguel Ángel y comenzada por Bramante. Se trata de una iglesia muy exótica donde se pueden apreciar las columnas no siempre en línea recta, la ornamentación excesiva del edificio y la riqueza de detalles en la decoración.

Otro ejemplo es la Capilla de los Médici diseñada por Michelangelo, una construcción con una fachada convexa que resalta el volumen del edificio, así como su complejidad espacial con el argumento de un terreno horizontal y las subdivisiones del volumen en áreas semicirculares y ovales.

Finalmente, sobresale la Iglesia del Santísimo Espíritu en la ciudad de Florencia, construida por Filippo Brunelleschi, donde se pueden apreciar el perfil elíptico del edificio y la gran cantidad de detalles ornamentales en la fachada.

Influencia del Manierismo en la historia de la arquitectura

El Manierismo en la arquitectura inició una etapa en la que se creyó que el arte debía liberarse de las reglas establecidas para mostrar más creatividad en el proceso de construcción. Gracias a la influencia del Manierismo, se cuestionaron las verdades absolutas y las formas tradicionales de manejar la geometría en la arquitectura.

El Manierismo también influyó en la apreciación de las formas y en la actuación de los espectadores ante una obra. En tiempos antiguos, la gente estaba acostumbrada a observar la arquitectura desde un solo punto de vista, mientras que con el Manierismo, los individuos empezaron a ser parte del proceso y a ser movidos con la visión del espacio y la construcción.

Leer también:  Arquitectura Africana

Conclusión

En definitiva, el Manierismo Arquitectura fue un estilo que sirvió para desafiar los cánones y las reglas de la arquitectura renacentista. Fue un movimiento que exploró una gran creatividad en términos de elementos decorativos, formas, superposiciones y perspectivas. Desde entonces, la arquitectura nunca ha dejado de evolucionar y de imponer nuevos estilos y tendencias que cambian constantemente la forma de construir y la forma en la que se percibe el arte en la actualidad.

Artículos Similares

Subir

La página web utiliza cookies para entregar un buen funcionamiento a los visitantes. Más información.