Tipo De Circulaciones Arquitectura

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Circulación Vertical
  3. Circulación Horizontal
  4. Circulación de Servicio
  5. Circulación Exterior
  6. Conclusión

Introducción

Una de las principales preocupaciones de los arquitectos al diseñar edificios es el flujo de las personas a través de ellas. Esta preocupación se refiere a la circulación en el diseño arquitectónico, que es un elemento vital en la seguridad, la comodidad y la eficiencia del edificio. Por lo tanto, en este artículo, hablaremos sobre los tipos de circulaciones arquitectónicas y su importancia en la creación de espacios habitables.

Circulación Vertical

La circulación vertical es un elemento esencial en la arquitectura, ya que es responsable del movimiento de personas de un nivel a otro dentro de un edificio. Hay varios tipos de circulación vertical, como escaleras, escaleras mecánicas, rampas y ascensores. Cada una de estas formas de circulación tiene sus ventajas y desventajas.

Las escaleras y escaleras mecánicas son las formas más comunes y eficientes de circulación vertical en un edificio. Son una opción económica y fácil de instalar. Además, las escaleras pueden ser una opción más saludable para los usuarios que desean hacer ejercicio en lugar de usar el ascensor.

Por otro lado, las rampas son otro tipo de circulación vertical que permiten a las personas con discapacidades moverse libremente en el edificio. Las rampas son comúnmente utilizadas en edificios públicos, como hospitales, edificios gubernamentales, etc.

Por último, los ascensores son una forma de circulación vertical imprescindible en los edificios de gran altura. Son la opción más cómoda para las personas mayores y aquellos que no pueden utilizar las escaleras. Sin embargo, pueden ser costosos y requieren más mantenimiento.

Leer también:  Mejores Proyectos De Arquitectura

Circulación Horizontal

La circulación horizontal se refiere al movimiento de las personas dentro de un nivel particular de un edificio. La circulación horizontal puede ser organizada como espacios abiertos, o corredores. Una buena circulación horizontal puede hacer la diferencia entre un diseño que funciona y uno que no.

Los espacios abiertos se refiere a áreas con un plan de planta libre que permite a los usuarios moverse libremente y sin restricciones. Por otro lado, los corredores son los pasillos que conectan una serie de habitaciones o espacios y permite a los usuarios moverse de una manera más estructurada.

El diseño adecuado de la circulación horizontal es vital para garantizar la comodidad y la seguridad de los usuarios. Por ejemplo, los corredores pueden ser muy estrechos, lo que limita el tráfico y causa congestión. Un diseño forzado puede hacer que un usuario se sienta atrapado, mientras que un diseño abierto y libre puede hacer que un usuario se sienta libre.

Circulación de Servicio

La circulación de servicio es aquella que se utiliza para acceder a las áreas de servicio en un edificio. Es importante que la circulación de servicio sea separada de la circulación común o pública en los edificios. La circulación de servicio generalmente se encuentra cerca de las áreas de almacenamiento y servicios de limpieza.

En términos de diseños eficientes, una buena circulación de servicios puede garantizar que los suministros lleguen a las áreas necesarias de forma oportuna y que se entreguen con seguridad y efectividad a todas las áreas de la empresa. Esto es importante para mantener el flujo de trabajo y mantener la productividad del personal.

Leer también:  Tipos De Contraste En Arquitectura

Circulación Exterior

La circulación exterior se refiere al movimiento de las personas fuera de un edificio. La circulación exterior puede incluir caminos peatonales y áreas de estacionamiento. Una buena circulación exterior es importante para garantizar la accesibilidad del edificio.

También puede incluir espacios públicos que permiten a los usuarios disfrutar de actividades recreativas al aire libre. Un buen diseño de la circulación exterior puede hacer una gran diferencia en la calidad de vida de los residentes.

Conclusión

En resumen, la circulación en la arquitectura es vital para la eficiencia y la comodidad en el diseño de edificios. La circulación adecuada dentro de un edificio puede garantizar la seguridad, la accesibilidad y la productividad del personal. La circulación de servicio y exterior también son aspectos importantes que deben considerarse al diseñar un edificio. Por lo tanto, los arquitectos y diseñadores deben prestar mucha atención al diseño y el funcionamiento de las circulaciones en su construcción.

Artículos Similares

Subir

La página web utiliza cookies para entregar un buen funcionamiento a los visitantes. Más información.