Ornamento Arquitectura

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. El Ornamento en la Antigüedad
  3. La Ornamentación en el Renacimiento
  4. Ornamentación en los Movimientos Modernos
  5. Ornamentación en la Arquitectura Contemporánea
  6. Conclusion

Introducción

La Ornamentación es una de las más antiguas formas de expresión artística Humana. Dicha expresión ha existido en distintos campos, y la arquitectura es uno de ellos. El ornamento arquitectónico es una forma de personalizar y adornar los edificios, y su uso ha sido importante en distintas culturas y estilos a lo largo de la historia. En este artículo, vamos a explorar el ornamento arquitectónico y cómo ha evolucionado a lo largo del tiempo.

El Ornamento en la Antigüedad

En la antigüedad, el ornamento arquitectónico se utilizaba con un propósito simbólico y religioso. Las estructuras religiosas se adornaban con bajorrelieves, esculturas y grabados que representaban a los dioses, héroes, y eventos míticos. Además, los elementos arquitectónicos se modelaban con formas que se relacionaban con el simbolismo religioso de la época. Por ejemplo, las columnas en las estructuras griegas se tallaban para parecerse a piernas musculosas, que representaban la fuerza y la estabilidad de los dioses. También se utilizaban elementos naturales, como las hojas, las flores y los animales, que se asociaban con los dioses.

La Ornamentación en el Renacimiento

Durante el Renacimiento, el ornamento arquitectónico evolucionó y se volvió más documentado. Los arquitectos comenzaron a estudiar la arquitectura clásica greco-romana y empezaron a incorporar elementos de sus diseños en sus propios trabajos. El arte renacentista se caracteriza por la simetría, la proporción y la atención al detalle. Esta atención al detalle se reflejó en la ornamentación de los edificios. Los elementos clásicos, como las columnas, las cornisas y los arcos romanos, se volvieron muy populares durante esta época.

Leer también:  Arquitectura Casas Pequeñas

Ornamentación en los Movimientos Modernos

Con la llegada de los movimientos modernos, la ornamentación se vio relegada a un segundo plano. La simplicidad arquitectónica se convirtió en una de las características importantes del estilo moderno. Los diseñadores y arquitectos empezaron a utilizar elementos más funcionales, dejando de lado la ornamentación excesiva que se había visto en los siglos anteriores. Los edificios modernos se construyen utilizando materiales nuevos, como vidrio y acero, y se caracterizan por tener líneas limpias y formas simples.

Ornamentación en la Arquitectura Contemporánea

En la arquitectura contemporánea, el ornamento se ha vuelto más importante que en las décadas anteriores. Los arquitectos contemporáneos buscan crear edificios que sean innovadores y emocionantes en su diseño. La ornamento se utiliza a menudo como forma de lograr este objetivo, y se ve en muchos diseños contemporáneos. La ornamentación se utiliza para personalizar los edificios y hacer que sean únicos.

Conclusion

El Ornamento arquitectónico en la historia ha estado presente como componente principal, ha sido así desde el inicio de la arquitectura, y ha evolucionado con cada movimiento y cultura. Desde las esculturas religiosas en la Antigüedad, pasando por la simetría y la proporción del Renacimiento, la simplicidad moderna y la innovación y emocionalidad de la arquitectura contemporánea actual. Cada época ha tenido su propia forma de ornamentación arquitectónica, y cada una ha dejado su huella en la historia de la arquitectura. El ornamento arquitectónico seguirá evolucionando con cada época y cultura que aporta nuevos conocimientos y formas de ver la arquitectura.

Artículos Similares

Subir

La página web utiliza cookies para entregar un buen funcionamiento a los visitantes. Más información.