Formalismo Arquitectura

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. ¿Qué es el formalismo arquitectónico?
  3. Características del formalismo arquitectónico
  4. Arquitectos famosos del formalismo
  5. Críticas al formalismo arquitectónico
  6. Conclusiones

Introducción

La arquitectura es una disciplina con una larga tradición de la que podemos aprender mucho. Es una ciencia en continua evolución y, como tal, se encuentra en constante cambio y debate. Hay muchas corrientes que han influido en la arquitectura, pero en este artículo queremos centrarnos en una en particular: el formalismo arquitectónico.

¿Qué es el formalismo arquitectónico?

El formalismo arquitectónico es una corriente que se centra en la forma de los edificios, en cómo se ven y cómo se construyen. Esta corriente surge a fines del siglo XIX, como una respuesta a la arquitectura historicista que había predominado hasta ese momento. Mientras que el historicismo se centraba en recrear las formas y estilos del pasado, el formalismo arquitectónico buscaba la innovación y la originalidad.

En términos generales, el formalismo se preocupa por la forma intrínseca de los edificios y la relación que esta tiene con su entorno. Parte del supuesto de que la forma sigue a la función, es decir, que los edificios deben ser diseñados en función de su uso, pero también deben ser bellos y armoniosos.

Características del formalismo arquitectónico

El formalismo arquitectónico se caracteriza por la atención que se presta a la forma del edificio, como ya mencionamos. Pero existen otras particularidades. A continuación, algunas de las más significativas:

- La experimentación: los formalistas son muy dados a experimentar con formas nuevas y poco convencionales. Esto les valió muchas críticas, pero también muchos seguidores.

- La simplificación: los formalistas tienden a simplificar las formas y reducirlas a su esencia. Esto les permite enfocarse en la estética y en la relación que la forma tiene con el espacio que la rodea.

Leer también:  Cabañas Arquitectura

- El uso de materiales modernos: los formalistas eran partidarios del uso de materiales modernos, como el acero y el vidrio, que les permitían crear formas nuevas que antes no eran posibles.

Arquitectos famosos del formalismo

Algunos de los arquitectos más destacados del formalismo arquitectónico son:

- Le Corbusier: el arquitecto suizo-francés fue uno de los grandes referentes del formalismo. Sus obras son conocidas por su simplicidad y por el uso del color blanco.

- Ludwig Mies van der Rohe: el arquitecto alemán es otro de los grandes exponentes del formalismo. Su obra más conocida es el pabellón alemán en la exposición internacional de Barcelona de 1929.

- Walter Gropius: el fundador de la Bauhaus también creía en la simplicidad y en el minimalismo, dos características del formalismo.

Críticas al formalismo arquitectónico

El formalismo arquitectónico también ha sido objeto de críticas. Una de las principales es que la preocupación por la forma puede llevar a la creación de edificios que son difíciles de habitar o que no responden a las necesidades de los usuarios. Otra es que la atención al aspecto estético puede llevar a olvidar la funcionalidad del edificio.

Por otro lado, algunos críticos señalan que el formalismo estaba muy alejado de las necesidades de las personas y que se centraba en satisfacer los gustos de una élite que no representaba a la mayoría.

Conclusiones

El formalismo arquitectónico fue una corriente importante en la historia de la arquitectura y dejó una huella indeleble en el mundo de la construcción. Aunque no estuvo exento de críticas y polémicas, su apuesta por la innovación y la originalidad mantienen su relevancia en la actualidad. La arquitectura contemporánea sigue experimentando con las formas y buscando nuevas soluciones para crear edificios que sean a la vez funcionales y estéticamente innovadores.

Leer también:  Girola Arquitectura

Artículos Similares

Subir

La página web utiliza cookies para entregar un buen funcionamiento a los visitantes. Más información.