Columna Arquitectura

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. ¿Qué es una columna?
  3. Historia de la columna en arquitectura
  4. Tipos de columnas
    1. Columna dórica
    2. Columna jónica
    3. Columna corintia
    4. Columna toscana
  5. Conclusion

Introducción

En el mundo de la arquitectura, una columna es un elemento estructural vertical que soporta una carga vertical y transmite esta carga al suelo. Las columnas se han utilizado desde la antigüedad y han evolucionado a lo largo del tiempo, desde las columnas corintias clásicas hasta las más modernas y elegantes de hoy en día. En este artículo, hablaremos sobre la columna en arquitectura y cómo ha cambiado a lo largo de los siglos.

¿Qué es una columna?

En arquitectura, una columna es un pilar vertical que soporta una carga vertical y transmite esta carga al suelo. Las columnas pueden ser independientes o formar parte de una estructura más grande, como un edificio o un templo. Las columnas se utilizan comúnmente en arquitectura para proporcionar soporte y estabilidad, además de añadir un elemento estético al diseño general de la estructura.

Historia de la columna en arquitectura

Las columnas se han utilizado desde la antigüedad en la arquitectura. Las columnas más antiguas son de la época de los egipcios y los griegos, quienes las utilizaban como elementos de soporte en los templos y otros edificios. Los romanos también utilizaron las columnas en la arquitectura, y las hicieron más grandes y elaboradas que los griegos.

Durante la Edad Media, las columnas se siguieron utilizando en la arquitectura, pero se hicieron más ornamentales y decorativas. Las columnas se utilizaron en la arquitectura gótica para proporcionar soporte y estabilidad, pero también se utilizaban para añadir un elemento estético a la estructura.

Leer también:  Rampas Arquitectura

Durante el Renacimiento, las columnas volvieron a ser un elemento central en la arquitectura. Se añadieron muchos detalles y decoraciones a las columnas, lo que las hacía más elegantes y llamativas.

En la arquitectura moderna, las columnas todavía se utilizan para la estabilidad y el soporte, pero también se utilizan para lograr un efecto estético determinado. Las columnas modernas pueden ser de cualquier forma y tamaño, desde columnas esbeltas y sencillas hasta columnas ornamentales y elaboradas.

Tipos de columnas

Hay muchos tipos diferentes de columnas utilizados en la arquitectura. Algunos de los más comunes incluyen:

Columna dórica

La columna dórica es de origen griego y se caracteriza por tener un fuste liso y acanalado, un capitel simple y una base cónica. El estilo dórico se utiliza a menudo en la arquitectura clásica.

Columna jónica

La columna jónica es también de origen griego y se caracteriza por tener un fuste acanalado, un capitel con volutas y una base más elaborada que la del estilo dórico. El estilo jónico se utiliza a menudo en la arquitectura clásica y renacentista.

Columna corintia

La columna corintia es de origen griego y se caracteriza por tener un fuste acanalado y un capitel elaborado con hojas de acanto. La base de las columnas corintias es más elaborada que la de las columnas dorias o jónicas. El estilo corintio se utiliza a menudo en la arquitectura clásica y renacentista.

Columna toscana

La columna toscana es de origen romano y se caracteriza por tener un fuste liso y acanalado, un capitel simple y una base similar a la del estilo dórico.

Conclusion

En resumen, la columna es uno de los elementos más importantes y antiguos de la arquitectura. Desde la antigüedad hasta la modernidad, las columnas han sido utilizadas para proporcionar soporte, estabilidad y adorno a las estructuras. Cada estilo de columna tiene su propio conjunto de características y es utilizado en diferentes períodos de la historia de la arquitectura. Aunque la columna ha evolucionado a lo largo de los siglos, sigue siendo un elemento fundamental en los diseños arquitectónicos contemporáneos.

Leer también:  Proposito De La Arquitectura

Artículos Similares

Subir

La página web utiliza cookies para entregar un buen funcionamiento a los visitantes. Más información.