Arquitectura Historicista En Mexico

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. El Porfiriato: la época de apogeo de la arquitectura historicista en México
  3. El neocolonialismo mexicano
  4. La restauración de edificios históricos
  5. Conclusión

Introducción

La arquitectura historicista se caracteriza por tomar inspiración de estilos arquitectónicos del pasado y aplicarlos en la construcción de edificios y monumentos modernos. México es un país que cuenta con un rico patrimonio histórico y cultural, por lo que no es de extrañar que la arquitectura historicista haya dejado una importante huella en su territorio.

A lo largo del tiempo se han levantado edificaciones en México que son consideradas verdaderas joyas arquitectónicas historicistas. En este artículo haremos un recorrido por la historia y los principales hitos de la arquitectura historicista en México.

El Porfiriato: la época de apogeo de la arquitectura historicista en México

El Porfiriato fue un período de la historia de México que abarcó de 1876 a 1911, durante el cual el país experimentó un gran auge económico y cultural. Durante este tiempo, la arquitectura historicista se convirtió en uno de los estilos preferidos por los arquitectos, ya que permitía crear edificios suntuosos con un aire de grandeza e historia.

Uno de los grandes exponentes de la arquitectura historicista de la época fue el arquitecto italiano Adamo Boari, quien diseñó el majestuoso Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México. Este edificio, inaugurado en 1934, es uno de los mayores símbolos de la arquitectura historicista mexicana.

Además del Palacio de Bellas Artes, durante el Porfiriato se construyeron otras importantes obras como el Palacio de Correos, la Catedral de la Ciudad de México y el Palacio de Hierro, por mencionar algunos ejemplos.

Leer también:  Diagrama De Arquitectura

El neocolonialismo mexicano

Después de la Revolución Mexicana, se dio un giro en la arquitectura historicista, pues se empezó a tomar como referencia la arquitectura prehispánica y colonial. Así nació el Movimiento Nacionalista de Arquitectura en México, que buscaba crear una identidad arquitectónica propia y alejada de la influencia europea.

En este período surgieron importantes arquitectos como Mario Pani, quien diseñó la unidad habitacional Nonoalco-Tlatelolco en la Ciudad de México, o Luis Barragán, quien ganó el Premio Pritzker en 1980 por su trabajo en el diseño de casas y jardines.

Uno de los rasgos distintivos de la arquitectura neocolonial mexicana son los llamados patios mexicanos, que consisten en espacios abiertos rodeados de galerías y arcadas. Este tipo de construcciones se pueden encontrar en muchos edificios y monumentos de todo el país, como en el Palacio Nacional de México o en la Basílica de Guadalupe.

La restauración de edificios históricos

Otro aspecto importante de la arquitectura historicista en México ha sido la restauración y conservación de edificios y monumentos históricos. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) es el encargado de proteger el patrimonio arquitectónico y cultural del país, y ha llevado a cabo importantes proyectos de restauración en muchas ciudades mexicanas.

Uno de los ejemplos más notables de conservación en México es la Zona de Monumentos Históricos de Querétaro, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996. En esta zona se pueden encontrar numerosos edificios históricos construidos en diferentes épocas y estilos arquitectónicos.

Conclusión

En resumen, la arquitectura historicista en México ha dejado una profunda huella en todo el territorio del país. A través del Porfiriato, el neocolonialismo y la restauración de edificios históricos, México ha desarrollado una identidad arquitectónica propia y diversa, que se puede apreciar en los numerosos edificios y monumentos que se encuentran en todo el territorio.

Leer también:  Adobe Illustrator Arquitectura

La arquitectura historicista no solo es un reflejo del patrimonio cultural e histórico del país, sino que también es una muestra de la creatividad y el talento de los arquitectos y artistas mexicanos. Sin duda, la arquitectura historicista seguirá siendo una parte fundamental del legado arquitectónico del país en el futuro.

Artículos Similares

Subir

La página web utiliza cookies para entregar un buen funcionamiento a los visitantes. Más información.