Arquitectura Helenistica

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Antecedentes históricos
  3. Características de la arquitectura helenística
  4. Ejemplos de arquitectura helenística
  5. Influencia de la arquitectura helenística
  6. Conclusión

Introducción

La arquitectura helenística es uno de los estilos más importantes en la historia de la arquitectura occidental. Aunque nació en la Grecia clásica, se extendió por todo el mundo helénico después de la conquista de Alejandro Magno, y su influencia puede verse en muchos edificios y monumentos en todo el mundo. En este artículo vamos a echar un vistazo más de cerca a la arquitectura helenística, sus características, sus ejemplos más importantes y cómo influyó en la arquitectura posterior.

Antecedentes históricos

Antes de entrar en detalles acerca de los aspectos particulares de la arquitectura helenística, es importante entender sus antecedentes históricos. La Grecia clásica, a pesar de sus logros en muchos campos, no era una civilización muy desarrollada en términos de arquitectura. Los griegos se enfocaron principalmente en la construcción de templos y teatros, y aunque estos edificios eran impresionantes desde el punto de vista artístico, eran limitados en términos de su funcionalidad.

Después de la muerte de Alejandro Magno, su imperio fue dividido en varios reinos, y la arquitectura helenística se desarrolló durante este período. La arquitectura helenística combinó los elementos clásicos griegos con inspiraciones de otras culturas, tales como la egipcia, persa y asiria, lo que le dio a la arquitectura helenística un carácter único y distintivo.

Características de la arquitectura helenística

La arquitectura helenística se caracterizó por un mayor enfoque en la funcionalidad, en contraposición a la estética, que era el enfoque principal de la arquitectura clásica griega. La arquitectura helenística se caracterizó por la utilización de nuevas técnicas y materiales, como el uso de arcos, cúpulas y bóvedas, así como también el uso de ladrillos, piedra y concreto, que permitieron la construcción de edificios más grandes y complejos.

Leer también:  Uam Arquitectura

La arquitectura helenística también se caracterizó por un mayor énfasis en la decoración, que se convirtió en algo más pomposo y exagerado. Las columnas se volvieron más elaboradas, con detalles en las bases y los capiteles, y se añadieron rosetones, frisos y molduras a las fachadas de los edificios.

Ejemplos de arquitectura helenística

Uno de los ejemplos más importantes de arquitectura helenística es el Pharos de Alejandría, una torre de piedra que sirvió como faro en el antiguo puerto de Alejandría. El Pharos de Alejandría es considerado como uno de los Siete Antiguos Maravillas del Mundo, y es un ejemplo importante de la arquitectura helenística.

Otro ejemplo importante de la arquitectura helenística es la Biblioteca de Pérgamo, situada en Turquía. Esta biblioteca se construyó durante el reinado del rey Attalus I en el siglo III a.C., y fue la biblioteca más grande del mundo antiguo. La Biblioteca de Pérgamo es un buen ejemplo de la mezcla de estilos diferentes, como la arquitectura griega y la asiática, en la arquitectura helenística.

Influencia de la arquitectura helenística

La arquitectura helenística tuvo una influencia significativa en otros estilos de arquitectura que se desarrollaron en la historia occidental. De hecho, muchos de los elementos que caracterizan la arquitectura helenística se pueden encontrar en muchos estilos arquitectónicos posteriores.

Por ejemplo, la utilización de arcos y bóvedas, tan común en la arquitectura helenística, se convirtió en una técnica básica en la construcción de catedrales y otros edificios religiosos en el período románico y gótico. La utilización de columnas ornamentales también se convirtió en una característica fundamental de muchos estilos arquitectónicos posteriores, incluyendo el renacimiento.

Leer también:  Medidas De Muebles Arquitectura

Conclusión

En resumen, la arquitectura helenística es un estilo muy importante de la arquitectura occidental, que se desarrolló durante el período helenístico después de la conquista de Alejandro Magno. La arquitectura helenística se caracterizó por un mayor énfasis en la funcionalidad y la decoración, lo que le permitió construir edificios más grandes y complejos. Algunos de los ejemplos más importantes de la arquitectura helenística incluyen el Pharos de Alejandría y la Biblioteca de Pérgamo. Además, la arquitectura helenística tuvo una influencia significativa en otros estilos arquitectónicos posteriores, lo que la convierte en un estilo muy influyente en la historia de la arquitectura.

Artículos Similares

Subir

La página web utiliza cookies para entregar un buen funcionamiento a los visitantes. Más información.