Arquitectura Gotica Partes

Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. La fachada
  3. El arco apuntado
  4. Los contrafuertes
  5. La bóveda de crucería
  6. Conclusión

Introducción

La arquitectura gótica ha sido un punto de atracción para los amantes de la historia y la arquitectura durante siglos. Con sus altas catedrales y sus extraordinarias estructuras, esta arquitectura se destaca por su majestuosidad y elegancia. En este artículo, profundizaremos en la arquitectura gótica, nos centraremos en sus características y en las diferentes partes que componen esta forma de diseño arquitectónico.

La fachada

La fachada es una de las partes más visibles de las catedrales y construcciones en estilo gótico. Es la fachada que da la bienvenida al visitante y le da una idea del tamaño y la complejidad de la estructura. Una de las características más notables de la fachada es la utilización de grandes rosetones con vidrieras de colores que se encuentran en la parte superior de la fachada.

Otra característica importante es el uso de gárgolas y pináculos que adornan la fachada. Estos elementos no solo tienen una función decorativa, sino que también aportan una estructura de apoyo a la construcción.

El arco apuntado

El arco apuntado es una de las características más distintivas de la arquitectura gótica. En contraposición a los arcos redondos de la arquitectura románica, los arcos apuntados se utilizan para crear una sensación de altura y amplitud en la construcción. Estos arcos también son importantes porque soportan el peso de los muros y techos, lo que permite una mayor altura en la estructura.

Los contrafuertes

Los contrafuertes son otra característica clave de la arquitectura gótica. Se utilizan para proporcionar estabilidad y soporte a la construcción, y su diseño se caracteriza por ser una estructura vertical que se encuentra en ángulo con la pared. Los contrafuertes pueden ser altos y delgados o bajos y anchos, dependiendo del peso y la altura de las paredes.

Leer también:  Centro Cultural Arquitectura

La bóveda de crucería

La bóveda de crucería es una estructura en forma de arco que se utiliza para cubrir los techos y pasillos de las construcciones góticas. Estas bóvedas tienen forma de cruz con arcos apuntados y proporcionan una gran estabilidad y soporte a la estructura.

Las bóvedas de crucería más complejas también se pueden encontrar en forma de estrella o de abanico, lo que da una sensación de movimiento y dinamismo a la construcción.

Conclusión

La arquitectura gótica es uno de los estilos más impresionantes y distintivos de la historia. Desde la fachada hasta las bóvedas de crucería, cada parte de una estructura gótica es única y deslumbrante a su manera. Esperamos que este artículo haya sido informativo para ti, y que hayas aprendido más de esta forma de arquitectura increíblemente compleja y detallada.

Artículos Similares

Subir

La página web utiliza cookies para entregar un buen funcionamiento a los visitantes. Más información.